Todo estaba listo en el Estadio Maracaná para las celebraciones del triunfo brasileño ante cerca de 175.000 espectadores, camisetas de futbol replicas los diarios locales ya habían anunciado el partido como el de la primera victoria mundial de Brasil. A pesar del fracaso de 1966, la escuadra brasileña llegó a México dispuesta a ganar el Mundial de 1970. La «verdeamarela» se enfrentó en primera ronda a los campeones defensores, Inglaterra. Ambos equipos se habían enfrentado en la primera ronda y los magiares habían goleado 8:3 a sus rivales, por lo que una victoria de la Alemania Occidental parecía imposible. España, campeona en esos momentos de la Copa de Europa, se vio apeada en la primera ronda de clasificación tras perder contra Alemania y Argentina. Alemania Federal, equipo que regresaba al torneo después de la prohibición establecida tras la derrota germana en la Segunda Guerra Mundial. Para el torneo, la intención de los organizadores era que todos los partidos se disputaran en un solo estadio, el Estadio Centenario, construido especialmente para la celebración de la Copa Mundial y como celebración del centenario de la independencia uruguaya.

Además, los equipos americanos (a excepción de Brasil y Cuba) nuevamente boicotearon el torneo, luego de que fuera otorgada la sede a un país europeo a pesar del compromiso inicial de alternar la sede entre ambos continentes. Tras una serie de errores arbitrales, Angelo Schiavio anotó el gol del triunfo italiano durante la prórroga, que coronó a Italia como campeona del mundo. En el último partido, Brasil se enfrentó a Uruguay, que había tenido una irregular actuación, con una victoria sobre Suecia y un empate ante España. El seleccionado brasileño derrotó por sendas goleadas a los equipos europeos, por lo que su victoria parecía asegurada. Sin embargo, las fuertes lluvias acaecidas en Montevideo antes de la inauguración del campeonato impidieron que su construcción fuera finalizada a tiempo. ↑ a b «Boca, River y el ranking de socios del fútbol argentino». ↑ «Cantera Real Betis en la RFAF». La inauguración del remodelado estadio tuvo lugar el 29 de abril de 1982 con un partido entre el Real Oviedo y la selección de Chile con resultado final de empate a cero goles. El del futblista es el más caro de todos. El seleccionador italiano, Vittorio Pozzo, recibió un telegrama antes del partido final en el que solo podía leerse «Vencer o morir».

En el ámbito deportivo, Italia mostró su capacidad ofensiva llegando a la final del torneo tras derrotar a Brasil de Leônidas, una de las figuras del torneo. Tras la primera ronda, Brasil, España, Suecia y Uruguay se clasificaron a un grupo final de donde saldría el campeón del torneo. Además, obligó a sus jugadores a vestir para la final camisetas negras, símbolo del fascismo italiano. Uruguay y Argentina tampoco llegaron lejos, luego de quedar eliminados en cuartos de final tras arbitrajes polémicos. Italia organizó la segunda Copa Mundial en 1934. Como respuesta al boicot realizado en 1930 por los países europeos, Uruguay y otros países americanos se retiraron del torneo. Brasil, que incluía en sus filas no solo a Pelé, sino a otros grandes jugadores como Jairzinho, Tostão, Rivelino y Carlos Alberto, derrotó por la cuenta mínima a los ingleses en uno de los encuentros más memorables del torneo. Suecia fue el país destinado a realizar la Copa Mundial de Fútbol de 1958. El torneo fue el primero en ser transmitido a través de la televisión, dando así inicio a la expansión del torneo hacia otros continentes. La selección de Brasil quedaría eliminada en la primera ronda después de ser derrotada en violentos partidos por Hungría y Portugal, camisetas personalizadas baratas – micamiseta.futbol – este último llegó a semifinales liderado por Eusébio.

Aquí hay más información sobre camisetas baratas eche un vistazo a nuestra página web.